viernes, 23 de diciembre de 2011

Kirchner debilita la libertad de imprenta en Argentina

Una ley aprobada por el Congreso argentino regula la fabricación, comercialización y distribución del papel de diario al considerarlo bien de interés público

Papel Prensa es la única productora en Argentina que fabrica los rollos de papel usados por las imprentas del país para sus ediciones de prensa diaria. La propiedad de Papel Prensa se las reparte Clarín y La Nación, los dos medios de mayor importancia en Argentina, y una pequeña parte, el Estado. 
La nueva ley afecta directamente a Papel Prensa y a la gestión de sus productos. Hasta ahora, Clarín y La Nación accedían a este bien a un precio inferior del que pagaban sus competidores. La falta de producción, además, obligaba a muchos medios a importar el papel. 
La ley, impulsada por Cristina Fernández de Kirchner, presidenta argentina, obliga a Papel Prensa a cobrar lo mismo independientemente de la empresa, evitando así la actitud monopolística de estos medios. Clarín y La Nación han criticado fuertemente la medida al entender que, actuando sobre la producción del papel, su principal bien material, el gobierno de Kirchner quiere extender su control sobre la prensa, manipulando la libertad de imprenta.

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de Veronica Smink (BBC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario